ESPIRITU NAVIDEÑO!!!

En una publicación del Facebook se preguntaban ¿Que era realmente la estrella de Belén? Con varios dibujos de naves espaciales, la imagen de cristo, los milagros etc. se concluía que Jesús, el cristo, era extraterrestre. Hube por bien imaginar lo que esto quería significar y  sí, claro, muy bien podemos suponer que él era de origen extraterrestre, no veo porque no, con este tema parece que cada quién pinta el cuadro del color que le apetece. Así que sigamos contando que lo dejaron abandonado en el planetilla Tierra por mala conducta, mostraba un carácter inestable e irritado, también no arreglaba su cama, nada de lavar los trastes, creía en privilegios solamente porque era hijo del comandante allá en Alfa Centauro. Era mujeriego (mostraba un cariño excepcional por la teniente Madalena) y es sabido que consumía regularmente sustancias alucinógenas y lo peor, se cuenta que él era «mal viaje». Durante sus locuras, era atormentado por la idea que su papá lo quería matar, también gritaba que la tripulación lo iba traicionar…y si, al final lo bajaron en el planetilla este, y lo demás es historia.  Marvel nunca compró la historia porque la consideró ultraviolencia PG-16. La tripulación de la nave, de doce tripulantes que lo desterró en el planetilla, vio una buena oportunidad de ganar y entre todos escribieron y publicaron la historia que desde entonces ha sido un best seller. Mucha gente ha enriquecido con ese libro… menos sus descendientes, la  familia de ese ser atormentado y antisocial…pues por que él no tiene descendientes, ya tu sabe de eso chico, no molestes más!

Hace poco tiempo atrás, alguien me preguntó mi opinión acerca del guitarrista Slash, de Guns and Roses. Solamente se me ocurrió responder que era verdaderamente notable que un sombrero tan feo, pudiera tener la propiedad de hacer existir a una persona. ¡Es de hecho, admirable!

“Me duele este falso mundo, de apariencia y traiciones” decía la publicación de un alma triste e indignada en Facebook (de sexo masculino). A lo que me pareció necesario responder: No existe decepción tan grande que no se pueda curar con la presencia de una chica que te lo haga olvidar, así, en un piscar de ojos. ¡Ánimo criatura endeble!

 Hablando en navidad…el consumismo es lo más democrático que se le ha podido ocurrir al modelo mundial globalizado. Puesto que toda clase social se resume a su poder adquisitivo, toda clase social converge en la compra de bienes y servicios, así que solamente habrá una clase social: ¡El consumidor! Para el mercado, no interesa si es consumidor ocasional, sí consumidor de productos de tercera categoría, o a plazos. El punto crucial es la adrenalina que corre por tus venas a la hora de adquirir, o principalmente, el alivio de haber pagado alguna mensualidad.

Por hablar en consumismo, podríamos decir que la navidad es el ejercicio del proyecto universal de inclusión social globalizado.

Los que piden limosna lo entendieron de maravilla: Suben al sistema de transporte público y hacen de su pedido de ayuda, un «trueque» obligatorio. ¡Si, obligatorio! Pues entregan “el dulcito en donde su corazón, de usted, le pone precio, pero si no tiene nada para dar, el dulcito es suyo de igual manera porque dios le va a pagar en doble” El flujo de la mercancía (el consumismo) es pues, obligatorio.

¡Nada como la crítica a la producción capitalista hecha para Dummies! Los tipos que hacen estos memes instructivos rayan la genialidad con algunos memes políticos como este que se muestra a seguir. ¿Para uno es mas fácil aprender con estos memes maravillosos? ¡Eso no se discute!

¡Qué alegría, este si es una buena noticia! Esto solamente quiere decir que, al repasar la vacuna hacia nosotros, la población, nuestros gobiernos nos la van a dejar en diez o doce pagos con intereses. No olviden chicos, que la pobreza es nuestro producto PIB más exitoso.

Autor: Joel Barraza

Mi relación con las letras y la literatura tomó camino cuando ingresé a quinto grado de un colegio privado en donde yo no era ninguna lumbrera. El profesor Henríquez tuvo la brillante idea de promover un concurso de “Recitar un poema” y mi abuela decidió que había llegado el momento de ondear el blasón familiar. Fui un éxito, relativo, pués nada es más inusual que a la edad de diez años recites un poema quilométrico adornado de gestos propios del oficio. A los catorce años leí de Hesse dos obras, El Lobo de las Estepas y Demian. A los diecisiete años sufrí al leer aquellas palabras sin sentido salidas de mi propia mano, y que habían plasmado, sin querer queriendo, mi descalabro mental en términos de literatura. Más precavido pero igualmente aventado, Lo intenté nuevamente a los veintiuno. Ataque el cuaderno con frases tan demoledoras como “El infinito pesar de lo inefable”... no eran más que las desesperadas ganas de reconocimiento que tiene la juventud. A los treinta años, ya me sentía todo un Joel Barraza y lo tomé a pecho. Me senté hasta lograr algo para exponer a la mirada ajena. No pasó nada. Pero a partir de entonces, todo fue oficio, es decir: paciencia, atención y tiempo. Habia pués, llegado a los cuarenta. En la actualidad, me dedico siempre que puedo a escribir lo que me emociona de mi entorno, lo que me mueve en mi imaginación y ambición. Pero ahora, tenemos internet y existen plataformas sociales y además tenemos Blogs. Han pasado cuarenta años desde aquellas mis primeras letras. Mi nombre es Joel Barraza, pasen adelante, gracias por venir, la mesa está servida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *