MEMORIAS DE UN VIAJERO EN EL SALVADOR DE 2070. (PARTE 1/6)

Liubliana, 12 Septiembre, Domingo, 11:00AM.

Una vez más me he sentido terriblemente mal dentro del “Aurora”, el elevador espacial. Las cinco horas de viaje me parecieron interminables. Lo que más me incomoda es la sensación de ausencia corporal y ensueño. Esos minutos en que los pensamientos se convierten imperceptiblemente en un punto fijo de claridad y silencio. Pero me rehúso a tomar ese brebaje que te hace “dormir un sueño plácido y restaurador para el viajero”. Para mí, el método antiguo es imbatible, una copa de buen vino sintek. No quise ser mal educado, he olvidado decirles que me llamo Dovydas Povilaitis y estoy muy contento de poder visitar la Región 12 una vez más.

Chalatenango, 12 Septiembre, Domingo, 05:00PM.

Llegué a la Estación transbordadora del elevador espacial Interregional de El Pital a las cinco de la tarde. La transferencia hacia la ciudad de San Salvador fue extremamente placentera, pues el dirigible doméstico vuela a escasa altura para que se pueda apreciar la floresta de El Trifinio, y disfrutar el concierto de miles de pájaros que a esa hora buscan un lugar para pasar la noche. Pero el ganador del premio de “el más escandaloso”, a criterio de los presentes, fue el Psittacara holochlorus que nos hizo reír a todos y puso la floresta patas arriba.

Me dejé contagiar por la algarabía que realizaron, durante el viaje a San Salvador, los chicos de IAE (Institutos de acúmulo de Experiencia) que venían de su sede en la Región 7. Según me dieron a entender, vienen a juntarse con otros grupos IAE provenientes de India (Región 23), Turquía (Región 53), Chile (Región 19) y por supuesto, los grupos del país anfitrión El Salvador (Región 12). Estarán, según me confidenciaron, por el período de un año, con el propósito de monitorear y cultivar especies en la zona de corales de Los Cóbanos en la costa del Pacifico.

San Salvador, 15 Septiembre, Miércoles, 3:17PM

La pequeña impresora 3D de mi cuarto de hotel estaba defectuosa y ha imprimido un visor de maquillaje de ojos para señorita, en vez del binocular que necesito para este día. La recepción se ha disculpado y  colocaron a mi disposición un binocular de muy buena calidad y también, han enviado al ciudadano técnico más cercano para revisar la impresora.

En la Región 7, antigua Europa, hubiera sido remplazo inmediato de la impresora; pero, siendo sinceros, ustedes no podrían ni imaginar el largavista que me enviaron de la recepción, simplemente una sofisticada pieza de museo.

05:35 PM.

Es emocionante ver por la ciudad de San Salvador a varias personas que usan sobre su Novupellis varios distintivos etnográficos de la región. Me explica el “Guía Virtual de Navegación de Visitantes (GVNV)” que son distintivos hechos de fibras naturales y que son símbolos de orgullo por la descendencia Maya-Pipil de la mayoría de ciudadanos de la Décima segunda Región, o Mesoamericana. Parece ser, que este día se celebra algo importante por toda San Salvador y que tiene estrecha relación con sus distintivos.

18 Septiembre, Sábado, 09:00 AM

De camino a la tercera reunión con los “Delegados Extranjeros  de Turismo”, al cual pertenezco,  pude observar en un parque vecino, el desarrollo de las actividades “Recreativas y de Entusiasmo” que los orientadores realizan con los chicos ciudadanos de la segunda fase (Entre cuatro años a seis años de edad).

Recordé mis años de mi servicio como orientador, cuando estaba a punto de cumplir mis diecisiete años de edad. Época de mi primer amor. Ella, era una encantadora ciudadana de Papeeté, de la sexta región Polinesia. Pero ya al inicio del romance los ciudadanos chiquitines percibieron nuestros sentimientos y no nos dejaron en paz. Fuimos objeto de su preferencia los meses siguientes. Debo admitir, que los pequeños nos cuidaron más que nosotros a ellos.

02:00 PM.

Durante la comida de hoy, me vi motivado a solicitar dos o tres bocados más a los organizadores. Estaba deliciosa. Ustedes ya saben, una de las agradables sorpresas de viajar, es la comida.

Por supuesto todos sabemos que el componente básico de nutrientes, fibras y carbohidratos es universal, pero cada región o ciudad del mundo, se permite la adición de colorantes y sabores producidos localmente para darle un toque único que corresponde a la historia culinaria de su región. El orgullo de esta región es su antigua culinaria de flores. Ellos adicionan diferentes aromas y sabores de flores a una variedad muy grande de alimentos.

Todos los presentes vigiábamos, con gran celo, la impresora elaborando requintados petiscos con sabores y olores como el de la Fernaldia pandurata, Yucca elephantipes, Erythrina berteroana y Calathea macrosepal, y la que no olvidaré por su sabor amargo, pero atractivo, la Chamaedorea tepejilote, a la que se adiciona sabor y aroma de jugo de limón y chile. Estos últimos son sabores muy apreciados en la región y se adicionan a una buena cantidad de los alimentos que se consumen.

04:00 PM.

Nos han llevado a visitar la estación del tren “Tlaloc HiperLoop 10” y me ha impresionado la cantidad de pasajeros que lo transitan. El andén principal es la conexión entre San Salvador y Los Ángeles (Quinta Región, antigua Estados Unidos) recorrido que se completa en cuarenta y cinco minutos, lo que ha convertido a los ciudadanos salvadoreños residentes en Los Ángeles, prácticamente en vecinos de un barrio periférico de San Salvador.

23 Septiembre, Jueves 11:00 AM

Mis compañeros del congreso de Turismo están entusiasmados con el lanzamiento de una propuesta abierta del gobierno de la región local (Mesoamérica Región 12) para las fachadas holográficas de los edificios públicos con motivos arquitectónicos de la civilización Olmeca, la más antigua de todas las culturas Mesoamericanas. La convocatoria es completamente abierta a la ciudadanía universal, pero el equipo internacional de turismo cree que podemos tener excelentes ideas y me han pedido para participar junto con ellos.

02:13 PM.

Aproveché el receso para caminar por los alrededores del edificio que abriga el congreso de Turismo y poder usar a mis anchas el magnífico binocular que me facilitó el Hotel. Cuál no sería mi sorpresa, cuando un niño de la tercera fase (entre siete y diez años) apareció de la nada y se dirigió a mí hablando indistintamente y con agitación. Al notar mi desconcierto, pues yo estaba sorprendido por su llegada repentina; él se recompuso, me miró atentamente, e hizo un gesto elocuente con su manita derecha sobre la manga de su Novupellis, de inmediato sonrió y me dijo con perfecto acento Liubliana:

– ¡Ciudadano extranjero, necesito que usted imprima un recipiente para llevarle agua a un gatito que está escondido luego allí, y yo soy tan bajito que no consigo alcanzar el seleccionador de la impresora!

Sonreí, y con gesto igualmente elocuente, casi teatral, accione el traductor en el mismo lugar en que el niño accionara el suyo y respondí en perfecto español:

– ¡Con mucho gusto ciudadano chiquitín!

………………………………………………………………………………………

FOTO de portada: Museo Guggenheim de Bilbao con el volcán de San Salvador al fondo. Montaje joel barraza.